Mantenimiento

MANTENIMIENTO

 

RECOMENDACIONES EN LA INSTALACIÓN DE PRODUCTOS CERÁMICOS

Técnica de colocación

La adherencia, considerada como la fuerza de unión entre la pieza cerámica y el soporte, juega un papel importantísimo en la calidad de la baldosa cerámica. Una buena adherencia debe asegurar una firme sujeción de las piezas al soporte. La evolución de nuevos materiales cerámicos con baja porosidad, resistencia a

la abrasión, al hielo, grandes formatos, así como el montaje o instalación de
los mismos en industrias, grandes áreas comerciales, fachadas, etc., hacen que se desarrollen productos adhesivos.

El conocimiento adquirido acerca del
uso de adhesivos especiales, hacen que el proceso de colocación en capa gruesa (adherencia mecánica) sea sustituido por un sistema de colocación con capa fina (adherencia química) que ofrece claras ventajas, especialmente relacionadas con la calidad de la obra, tanto en lo que se refiere a la adherencia como a la durabilidad. Por lo que se escogerá un adecuado adhesivo en función de la superficie de colocación y el tipo de baldosa cerámica.

Es muy importante que en la colocación de la baldosa cerámica se utilicen las herramientas y útiles adecuados (llana dentada, maza de goma blanca, nivel de burbuja y ventosa). También debemos considerar importante que el soporte o base de colocación debe estar muy lim- pio de cualquier mancha resto de yeso, pintura etc. de forma que la adherencia podrá realizar sus funciones a lo largo del tiempo.

Deben considerar siempre las indicaciones del fabricante de adhesivos.

 

Técnica de colocación | Juntas de movimiento

Para ejecutar una correcta instalación del producto cerámico es necesario respetar siempre las juntas de movimiento: estructurales, perimetrales, dilatación y colocación.

Las juntas estructurales:

Se deben respetar siempre según se detalle en el proyecto, fijadas por el ingeniero especializado o arquitecto.

Las juntas perimetrales:

Deben ser continuas y su anchura no debe ser menor de 8 mm. Su misión es la de aislar el pavimento cerámico de otras superficies revestidas como son los encuentros pared-suelo (quedan ocultas mediante la colocación del rodapié), pilares, puertas.

Omitir las juntas perimetrales es una de las causas más frecuentes del levantamiento de la baldosa cerámica.

Las juntas de partición:

Nos permitirán las deformaciones existentes originadas por las variaciones térmicas entre las baldosas, la capa y el soporte. Las grandes superficies de soporte revestidas con producto cerámico deben subdividirse en otras menores, delimitadas por juntas de partición, cuya función es la de evitar que se acumulen las dilataciones y contracciones. En los suelos que vayan a estar sometidos a transito peatonal intenso, rodaje con ruedas duras o arrastre de cargas pesadas, es preciso utilizar juntas de partición especificas y aptas a cargas pesadas.


Juntas de colocación:

Por seguridad a cualquier movimiento estructural (dilatación-contracción),
es necesario colocar siempre la junta
de separación, que se dejará entre
todas las baldosas cerámicas contiguas. Se recomienda no hacer la colocación con separación inferior a 2/3 mm. Las ventajas de las juntas de colocación son varias, contribuyen a absorber las deformaciones producidas por el soporte y moderan las tensiones que se generan en su parte inferior cuando son sometidos a carga. Las tensiones acumuladas pueden llegar a producir el levantamiento de las baldosas. Ejercen además una importante función estética, realzando la belleza propia de la cerámica. Las juntas pueden recibir un acabado plano, a ras de las baldosas, o cóncavo rehundido.

Su campo de aplicación es el de revestimientos de interiores y exteriores. También se encuentran selladores de juntas de baja porosidad, deformables e hidrófugos. Es adecuado para fachadas, pavimentos sometidos a tráfico pesado y locales con presencia persistente de agua. Para locales sometidos frecuentemente a la presencia de ácidos y álcalis en locales de uso alimentario o sanitario, es preciso utilizar selladores base; resinas reactivas de dos componentes como por ejemplo selladores epoxy. Este tipo de material de rejuntado se caracteriza por su composición a base de resinas sintéticas (generalmente resina epóxica). Sus principales propiedades son: resistencia a los productos químicos, resistencia bacteriológica, muy buena resistencia a la humedad y excelente resistencia a la abrasión.

Deben considerar siempre las indicaciones del fabricante de adhesivos.

La separación mínima entre el producto no debe ser inferior a los 2-3 mm para interiores y 3-5 para exteriores.

Clasificación de los selladores según norma EN 13888

SELLADORES A BASE DE CEMENTO MODIFICADOS CG2


Opcional ArW (elevada resistencia a la abrasión y baja absorción de agua)


SELLADORES A BASE DE RESINAS REACTIVAS RG


Generalmente de dos componentes, base epoxy, resisten a productos quími- cos, son completamente impermeables y de elevada resistencia a compresión.


No utilicen juntas de colocación cuya composición contenga carbón micro- nizado (negro humo), deben evitarse siempre.

Técnica de colocación | Material de agarre

Hay que considerar dos tipos de técnicas en la colocación del producto cerámico: capa gruesa y capa fina.

Es importante hacer hincapié que la colocación de gres porcelánico, requiere que la superficie este completamente nivelada, limpia de sustancias que impidan la correcta adherencia. Debe realizarse siempre en capa fina, utilizando llana dentada, maza goma blanca, nivel de burbuja y ventosa. Para una aplicación en zonas de exterior y para formatos de más de 900 cm2, se debe utilizar la técnica del doble encolado, es decir, la aplicación del producto adhesivo tanto en el soporte como en el dorso de la pieza.

Deben considerar siempre las indicaciones del fabricante de adhesivos.

La colocación en capa gruesa.

Es la técnica tradicional. Se coloca la cerámica directamente sobre el soporte (tabique, ladrillo, forjado o recrecido de arena-cemento). Esta técnica (capa gruesa) resulta más económica y también permite compensar defectos de planitud mayores. Material de agarre en capa gruesa se utiliza el mortero tradicional.

La colocación en capa fina, (con adhesivos).

Es una técnica de evolución más reciente, adaptada a los actuales materiales cerámicos y a la diversidad de soportes.

La colocación se realiza generalmente sobre una capa previa de regularización del soporte, ya sean enfoscados en las paredes o bases de mortero en los suelos.

Las ventajas de esta técnica es clara, puesto que resulta apta para cualquier tipo de baldosa cerámica y compatible con cualquier soporte. Existen adhesivos adecuados para cada tipo de soporte y cerámica a colocar. Su tiempo de rectificación es alto. Absorben la deformabilidad del soporte y desarrollan mayor adherencia. Como material de agarre en capa fina se utilizan los adhesivos cementosos, pastas adhesivas y adhesivos de resinas de reacción. Se consideran los siguientes tipos de cementos cola, según características del producto cerámico a instalar.

Los adhesivos vienen clasificados según norma En 12004 y 12002 que definen adhesión y deformabilidad de lo mismos.

Adhesivos a base de cemento C2


Adhesivos a base de cemento modificados


 

Adhesivos en dispersión D2


Adhesivos en dispersión modificado


 

Adhesivos de reacción R2


Adhesivos a base de resinas de reaccion


Capa gruesa

Capa fina

Uso y mantenimiento del gres porcelánico

Debido a la baja porosidad que tiene el gres porcelánico resulta prácticamente nula que éste se pueda manchar.
No obstante algunos productos que son colorantes enérgicos pueden derramarse o entrar en contacto de forma fortuita con la superficie del producto; porcelánico pulido y semipulido, si dejamos esta sustancia en la superficie durante algún tiempo puede mancharse por lo que le aconsejamos se limpie en el plazo más inmediato posible.

Una vez concluidas las operaciones de colocación y rejuntado, la superficie del material cerámico suele presentar restos de cemento en forma de película o pequeñas acumulaciones. Para eliminar dichos restos, en la mayoría de los casos es suficiente la limpieza con una solución ácida diluida.

Como norma general, siempre deben tenerse en cuenta las siguientes precauciones:

*Nunca debe efectuarse una limpieza ácida sobre el producto cerámico recién colocado; el ácido reacciona con el cemento no fraguado, pudiendo dete- riorar las juntas o depositar compuestos insolubles sobre la superficie.

*Es conveniente impregnar la superficie con agua limpia previo a cualquier tratamiento químico (juntas de colocación).

*El mantenimiento habitual consiste en una limpieza periódica mediante un lavado con agua y una solución diluida de detergente amoniacal.

*En lo que respecta a la limpieza extraordinaria de manchas e incrustaciones que penetren en la superficie y no puedan ser eliminadas mediante operaciones usuales de limpieza, es recomendable antes de intentar eliminar una macha con un procedimiento enérgico, com- probar su efecto sobre la superficie de una pieza no colocada. Deben prevenir degradaciones químicas que pueden deteriorar aún más el estado del producto.

Respetar instrucciones del fabricante.

*No deben utilizarse espátulas metálicas ni estropajos abrasivos.

*Después de su instalación, será necesario darle una adecuada protección al pavimento mediante: cartón, capa de serrín u otro producto que lo proteja de los posibles daños que pueda ocasionar trabajos posteriores.

Para evitar roturas y cualquier otro acabado de corte no deseado, es con- veniente se utilicen los útiles adecuados para cortar y perforar el gres porcelanico.

Para realizar cortes rectos maquina
de corte manual con Rodel de Widia, también máquina de disco de diamante refrigerada con agua y/o máquina radial de baja potencia equipada con un disco de diamante continuo (no segmentado).

Para perforar el gres porcelánico se debe utilizar broca de diamante periódicamente se debe refrigerar con agua la zona de perforación, evitaremos incre- mentar la temperatura y la fusión de la broca.

Consejos de colocación para productos rectangulares

No se debe instalar el pavimento con la disposición trabada que su desplazamiento sea superior a los 14 cm.

Colocación Trabada
(entre 2-20 cm)

Colocación Regular
a media pieza
(NO ACONSEJABLE)